Los Fundadores

San Basilio Magno

  • Nació  alrededor  del  año 330  en  una  familia  de  santos, «verdadera Iglesia doméstica», que vivía en un clima de profunda fe.
  • Estudió con los mejores maestros de Atenas y Constantinopla.
  • Fue un gran obispo del siglo IV,  al que mira con admiración tanto la Iglesia de Oriente como la de Occidente por su santidad de vida, por la excelencia de su doctrina y por la síntesis armoniosa de sus dotes especulativas y prácticas.
  • Defensor de la fe ante las herejías Arrianas.

 

Padre de la Iglesia, a quien los textos litúrgicos bizantinos definen como una «lumbrera de la Iglesia».

 

  • Con   su   predicación  y  sus  escritos   realizó   una  intensa   actividad  pastoral, teológica y literaria. Con  sabio  equilibrio  supo  unir  el  servicio  a las almas y la entrega a la oración y a la meditación en la soledad.
  • Es  Obispo  y  funda  la  Basiliada:   “Centro   Social  Hospitalario.”   para  pobres,  enfermos,   peregrinos   y   necesitado.   Denunció  con   firmeza   los   males;  se comprometió  en  favor  de  los más pobres y marginados; intervino también  ante los gobernantes  para  aliviar  los  sufrimientos  de  la  población,  sobre   todo  en momentos de calamidad; veló por la libertad de la Iglesia.
  • Escribió  excelentes  obras  y  reglas  monásticas,  que  rigen aún  hoy en muchos monasterios del Oriente.
  • Fundó   la   vida   monástica   contemplativa  activa   convencido  de  que   la  vida común facilita el cumplimiento de los mandamientos de Cristo.
  • San Basilio creó una vida monástica muy particular: no cerrada a la comunidad de la Iglesia local, sino abierta a ella.
  • Murió el día 1 de enero del año 379.

Santa Macrina

  • Hermana mayor de San Basilio.
  • Representa la santidad, virginidad y ascetismo femenino cristiano en Asia Menor en el siglo IV.
  • Se formó  en  la Tradición,  Espiritualidad,  Disciplina y según las enseñanzas de San Basilio Magno y otros padres de la Iglesia Oriental.
  • Fundó  el  primer  monasterio  a  orillas  del  río Iris,(Asia menor) y convocó a las jóvenes de esa región.
  • Admirable por su gran amor a Dios.
  • Tuvo  el poder  de  sanación curando  a una niña de ceguera y a sí misma de un cáncer en el pecho.
  • La oración como vida y camino de perfección.
es_ARSpanish
es_ARSpanish