Las 3 Presencias

PRESENCIA VIVIFICANTE:

“Ciertamente   hay   diversidad  de dones,  pero  todos  proceden  del mismo Espíritu. Hay diversidad de ministerios, pero un solo Señor. Hay   diversidad   de  actividades, pero  es  el  mismo  Dios  el  que realiza todo en todos”.

(1 Cor. 12,4)

“Nosotros   respondemos     con generosidad   y   prontitud,  a   fin  de compartir sus dones y bondad, con quienes nos relacionamos en la  vida  para  que  ellos  también lleven una vida más plena y sean transfigurados a su imagen”.

(Camino Kenótico).

PRESENCIA ORANTE:

San Basilio  nos  recuerda que:” La oración que imprime en el alma, un claro concepto   de  Dios,  es   algo maravilloso. Esta  permanencia  de Dios  en nuestra  memoria,  es   su morada en nuestro interior”.
Nosotros respondemos con amor a su llamado consagrándonos a  una vida   de   oración   y  compromiso, para  que  el  mundo  viéndonos, lo vea;  escuchándonos,  conozca  su voz  y  conociéndonos, lo conozca. (Camino Kenótico).

PRESENCIA SANANTE:

Jesucristo   es   el  anuncio   y   el ofrecimiento  de  la  salvación  de Dios bajo forma de salud. Toda la actuación      de     Jesús    queda resumida   en   la   memoria  de la primera    comunidad     de     esta manera: “Ungido por  Dios  con  la fuerza del Espíritu Santo, pasó haciendo el bien y sanando a todos los oprimidos, porque Dios estaba con Él (Hch 10,38)
“Nosotros respondemos con bondad y hospitalidad a aquellos que sufren necesidades en su cuerpo y alma, ofreciéndonos de modo especial para reconciliar a los que viven en el sufrimiento y tinieblas por su separación de
Cristo y su Iglesia” (Camino Kenótico).

es_ARSpanish
es_ARSpanish