Catequesis – Nivel Primario

Fundamentos

En  la formación religiosa del nivel primario partimos del hecho de la falta de fe en nuestro mundo actual, de la falta de formación religiosa en las familias de hoy día, aunque puedan llamarse cristianas.

La probable falta de fe nos lleva a plantear una formación con mucho de evangelización, de anuncio del Kerigma; sin darla por supuesta, sino intentando fomentarla.

La organización general de los contenidos de la catequesis en nuestro colegio estará distribuida en tres ciclos:

 

Primer Ciclo = 1er., 2do. y 3er. grados. Niños de 6, 7 y 8 años.

Segundo Ciclo = 4to. y 5to. grados. Niños de 9 y 10 años.

Tercer Ciclo = 6to. y 7mo. grados. Niños de 11 y 12 años.

Primer Ciclo

En el primer ciclo creemos necesario introducir al niño en el conocimiento de Dios en sí mismo: Padre, Hijo y Espíritu Santo, pero siguiendo un orden que partiendo del Jesús histórico, nos lleve al Espíritu Santo derramado en Pentecostés;  y ambos nos remiten al Padre, creador y providente.

Partiendo del Jesús encarnado en el seno de la María, como Hijo de Dios, llegar al Padre que lo engendró desde toda la eternidad “por nosotros y por nuestra salvación”, y que actúa en el mundo por el Espíritu Santo enviado por ambos para completar la obra iniciada en la creación.

Primer grado.

En primer grado iniciaremos al niño en la historia y vida de Jesús en sus tres años de vida pública para resaltar su formación humana y creyente; respetuoso de la Ley y de los Profetas; que por amor a nosotros se encarnó y nació en medio del pueblo judío.

Su muerte y resurrección son solamente un paso para el derramamiento del Espíritu Santo de Dios que constituyó la Iglesia del Nuevo Testamento de la cual formamos parte.

 

Segundo grado.

Celebrando el 25 de marzo, la Encarnación del Hijo de Dios, veremos la vida privada de Jesús. Su familia, su madre María y su padre adoptivo José. El lugar donde vivió la mayor parte de su vida, el contexto histórico y geográfico.

El Evangelio de Lucas en sus capítulos del 1 al 3 y otros detalles de la infancia de Jesús relatados por otros evangelistas serán el camino que transitaremos en este segundo grado.

A este Jesús histórico lo veremos compartir la vida familiar y la de su pueblo; crecer en sabiduría, inteligencia y estatura; trabajando y estudiando; peregrinando al templo de Jerusalén y hablando con los doctores de la Ley.

Desglosaremos el AVE MARÍA: resaltando que sólo María es la LLENA DE GRACIA; y que su vida tiene sentido sólo en relación a la vida de su hijo Jesús, a quien acompañó a lo largo de toda su vida y de su muerte.

  

Tercer grado.

El Jesús hecho hombre entregó su vida por nosotros al Padre Dios con total libertad y amor. Su ministerio comenzó a orillas del río Jordán con su bautismo y ya desde ese momento, por las afirmaciones de San Juan Bautista, se manifestó el misterio de la Trinidad.

Será en la Transfiguración donde nuevamente se reafirmará este misterio, donde Jesús nos enseñó que Él, el Padre Dios y el Espíritu Santo son un solo y único Dios.

Veremos a Jesús orante y maestro de oración; el culmen será la enseñanza del PADRE NUESTRO y de las condiciones de la oración hecha en espíritu y en verdad.

Segundo Ciclo

En este ciclo, que coincide con los años en que los alumnos suelen participar de la catequesis parroquial para recibir los sacramentos, creemos importante acompañar este proceso catequístico desde el colegio.

Vemos necesario introducir a los niños en el conocimiento de la conciencia moral y en el despertar al ejercicio de la libertad. Conocer los mandamientos y las bienaventuranzas; las exigencias del Antiguo Testamento y las que Jesús nos dejó personalmente y están escritas en el Nuevo Testamento.

Cuarto grado.

Queremos destacar en este año, la suerte de ayudas que Jesús nos dejó para nuestro crecimiento personal y cristiano: El conjunto de los sacramentos. Abordaremos, en la primera parte del año, los de iniciación: Bautismo, Confirmación y Eucaristía; y en la segunda parte los de curación: Penitencia y Unción de los Enfermos.

En este año y el siguiente nuestra atención estará puesta en conocer y saber utilizar la Sagrada Escritura. Estas Escrituras serán los textos que iluminarán nuestros encuentros formativos.

Por lo dicho, conoceremos los mandamientos de la Ley de Moisés, pero nos centraremos en las Bienaventuranzas que son la plenitud de la Ley que buscamos cumplir los discípulos de Jesús.

 

Quinto grado.

Nos centraremos en conocer los dos sacramentos que llamamos “de servicio a la comunidad”: Matrimonio y Orden sagrado; reafirmando la centralidad de todos ellos en la Eucaristía.

Ambos sacramentos tiene una larga historia desde el Antiguo Testamento hasta su explicitación en el Nuevo Testamento. La misma Eucaristía fue precedida por la celebración de la Pascua en Egipto y el alimento bajado del cielo durante la marcha de Israel por el desierto: el Maná.

 

 

Tercer Ciclo

Desde la formación en torno a la Trinidad en sí misma y al conjunto de signos visibles a través de los cuales se nos transmite la vida divina, en este tercer ciclo acercaremos a los niños a la idea del largo proceso que llevó este doble camino por el cual, por un lado Dios se acercó al hombre y, por otro, el hombre buscó a Dios.

Sexto grado.

En este año queremos que los niños tengan un conocimiento claro de la HISTORIA DE LA SALVACIÓN, con los episodios más significativos que marcaron el desarrollo de la historia de Israel y fundamentaron el camino de la Iglesia.

En la lectura y meditación de esta historia podremos descubrir el desarrollo de los grandes temas que la Iglesia sostiene hoy día. Se puede captar que el proceso de acercamiento entre Dios y los hombres fue siempre complejo pero irreversible. Historia que seguimos escribiendo nosotros con nuestras obras y palabras, hasta que alcance su culmen al final de los tiempos: cuando “Cristo sea todo en todos”.

 

Séptimo grado.

Explicitaremos que la redacción de la Biblia no fue un hecho sencillo ni simple, sino por el contrario, llevó muchos siglos y un arduo trabajo de convergencia entre Dios y los hombres.

Así, la Biblia, se nos presentará como una biblioteca de libros con múltiples estilos, géneros literarios, que se compilaron durante casi 1.200 años para dar a conocer a Dios mismo y su obra de amor y salvación.

Esta biblioteca es parte de los fundamentos de nuestra vida cristiana, junto con la Tradición y el Magisterio de la Iglesia. Estas tres fuentes nos conducen a aventuramos a la novedad de los cielos nuevos y la tierra nueva, de los cuales nos habla el libro del Apocalipsis.

es_ARSpanish
es_ARSpanish